Perros

A mi pareja no le gustan los perros, ¿qué hago?

Ah, la eterna búsqueda del amor, esa que nos hace buscar en cualquier lugar y con cualquier persona ese utópico sueño de compartir con alguien metas, sueños, anhelos y deseos.

Pero hay que recordar algo o por lo menos tenerlo siempre en mente y es que en la búsqueda de ese amor y ese alguien especial, hay ciertas cosas en las que no deberíamos ceder y mucho menos sacrificar.

Hablo de ciertas cosas de convivencia que parecen poco relevantes, pero terminan siendo factores definitivos, en la elección de una pareja.

Bien, el otro día hablando con un amigo sobre este tema, él me decía que hay cosas tontas y triviales, en las que se puede estar en desacuerdo cuando se habla de una pareja, es decir, algo tan tonto como el cómo te gustan los huevos si revueltos o fritos; pero hay cosas que son importantes y una de esas cosas son tus metas, tu estilo de vida, y en este caso, si eres un dog lover, y amas y quieres con todo tu corazón a tus perros, que ya no son perros, sino perrhijos, entonces deberías preguntarte de forma sincera, ¿qué tanto esta persona es para ti?

Esto del amor es algo confuso, y cuando encuentras a alguien especial, normalmente se cede en muchas cosas, sobre todo en la fase del enamoramiento “eros” o la luna de miel, en ese momento, uno prácticamente cede a cualquier cosa, pero, hay cosas que no son negociables, y si te gustan tus perros, los quieres, los conscientes, dejas que se suban a tu cama y son parte esencial de tu vida, creo que hay que ver, desde ese momento que tal vez, esa persona no sea para ti.

Tienes que recordar, que, si en este momento a esa persona no le gustan los perros, es muy probable que nada de lo que hagas en un futuro, haga que cambie ese hecho y lamentablemente en cierto punto tendrás que elegir a quien quieres en tu vida, si a tu pareja o tus perros.

Si eres tan dog lover como yo, seguramente dirás: los perros.

Lamentablemente, cuando se habla de gustos y estilo de vida, es muy difícil convencer a otra persona de que adopte lo que tú quieres como suyo, y si bien hay personas que ceden y llegan a acuerdos, no siempre sucede y si a alguien no le gustan los perros, es poco probable que en un futuro lo haga.

Así que si acabas de conocer a alguien o comienzas a enrolarte en una situación amorosa con alguien a quien no le gustan los perros, deberías preguntarte antes de que sea tarde, a quien escogerías si tuvieras que hacerlo.

Ahora, si quieres intentar una convivencia pacífica con tu pareja y tus perros, pues lo que tendrás que hacer es tener una larga charla sobre lo que significan para ti tus mascotas, como las quieres y cuánto tiempo han estado en tu vida.

De esa manera podrás negociar con tu pareja los límites y hasta donde llegan los perros, pero normalmente eso termina en que el perro se queda fuera de la casa o fuera de ciertos límites de convivencia de la familia.

Creo que lo mejor, es, cuando estás buscando una pareja a quien querer, escoger inteligentemente y encontrar a alguien que comparta tus pasiones, sueños y anhelos.

En el caso de los perros, si eres dog lover de hueso colorado, te apasionan los perros, tienes muchos en casa, ayudas de forma activa a refugios y tu mayor sueño es tener uno para salvaguardar a todos los animalitos del mundo, lo mejor es encontrar a alguien que comparta esa misma pasión, que disfrute tanto como tú a los perros, y que esa persona, también, no pueda vivir sin ellos.

Hay cosas que se pueden negociar o gustos que no son compartidos, como el género musical, las películas de cine que ven, como les gustan los huevos, pero en el caso de mascotas, ideología, sueños o metas, debes buscar a alguien que sea muy similar a ti.

Porque finalmente no debería ser una elección entre el perro o tu pareja.

author avatar
Yesica Flores