Adopción

¿Cómo cambiar la vida de un perro sin hogar?, 5 consejos por si no puedes adoptar

Llegó el mes de julio y, con él, la oportunidad de hacer conciencia sobre el amor incondicional que nos dan nuestras mascotas y la manera en la que podemos brindar nuevas oportunidades a aquellos animales que, por abandono o indiferencia, están expuestos al hambre, las inclemencias del tiempo y el maltrato.

En el marco del Día Mundial del Perro (21 de julio) y el Día Internacional del Perro Callejero (27 de julio), es importante recordar que, de acuerdo con el Índice de las Mascotas sin Hogar de Mars Petcare, en nuestro país cerca del 70 por ciento de los animales domésticos registrados se encuentran en situación de calle; un hecho cada vez más preocupante para las organizaciones rescatistas, que día con día enfrentan la sobrepoblación de sus refugios y la falta de recursos.

De acuerdo con la gerente de Comunicación Científica de Royal Canin®Fabiola Rocha, aunque la adopción sigue siendo una de las maneras más efectivas de ayudar a nuestros leales compañeros perrunos, existen ocasiones en las que, por falta de espacio, tiempo o recursos financieros, esta alternativa se vuelve casi imposible; sin embargo, existen opciones que pueden cambiar la vida de los perros callejeros y darles el bienestar y cariño que se merecen.

A continuación, enlistamos algunas:

1.       Crea una red vecinal de hogares temporales

Si encuentras un perro en situación de calle cerca de tu localidad, pero no puedes adoptarlo, habla con tus vecinos de confianza. Juntos pueden organizarse para ser hogares temporales que lo alimenten, lleven al médico veterinario o le den la oportunidad de tener un lugar seguro donde protegerse del clima y pasar la noche. Con esta red de contactos también aumenta la posibilidad de encontrar lugares confiables y amorosos que puedan recibir a la mascota.

En este caso, te recomendamos informarte sobre todos los protocolos para una adopción segura, dar seguimiento continuo a cada uno de los involucrados y ser totalmente honesto sobre la manera en la que podrías participar.

2.       Información antes de tendencia

Las redes sociales pueden ser una gran fuente de inspiración para ayudar a los animales sin hogar; sin embargo, existen páginas y creadores de contenido desinformados que crean tendencias con buenas intenciones, pero no tan benéficas. Una de ellas es el tema de los comederos comunitarios que, a pesar de tener un objetivo noble, puede traer una serie de desventajas que podrían poner en peligro a otros animales. Y es que, si lo pensamos detenidamente, estos comederos pueden convertirse rápidamente en focos de enfermedades o atrayentes de plagas como ratas o cucarachas.

Para evitar este tipo de prácticas, te recomendamos informarte cuidadosamente antes de sumarte a una tendencia viral.

3.       Ayuda a disminuir el problema

La esterilización es más que un compromiso con nuestras mascotas, es un compromiso social. Esta decisión permite prevenir nacimientos no planificados y poco a poco reducir el número de animales en las calles. Cada año, millones de perros de todas las edades y razas en el mundo se enfrentan al miedo y la tristeza de vivir en las calles, además de adquirir huellas psicológicas que pueden afectarlos permanentemente.

En la actualidad, el procedimiento puede hacerse en cientos de centros veterinarios e incluso existen campañas municipales y estatales que promueven la esterilización gratuita; por ello, recomendamos llevar a tus mascotas o apadrinar a los perros de tu comunidad para recibir este beneficio.

4.       Apadrina un refugio

Si en este momento ya tienes mascotas, pero deseas seguir ayudando a los perros menos afortunados, siempre puedes aportar una cuota mensual a alguna organización rescatista para cubrir los gastos de alimentación y cuidados veterinarios que se necesiten. Como dijimos antes, la situación en nuestro país cada vez es más complicada para los refugios, quienes hacen lo posible para llevar bienestar a los animales sin un sueldo fijo o ayuda externa.

Ayudando a los refugios bien establecidos, ayudas a que más perros puedan ser rescatados de las calles.  

5.       El voluntariado no pasa de moda

Organiza a tu familia para pasar un fin de semana al mes ayudando a algún refugio de animales. Recuerda que ellos siempre necesitarán ayuda con el cuidado de los cachorros, a difundir y promover campañas de concientización y, sobre todo, a encontrar nuevos y mejores hogares para los cachorros.

En este caso te recomendamos visitar refugios bien organizados y con reconocimiento gubernamental.

Para finalizar, Fabiola Rocha, comenta que la mejor forma de celebrar el Día del Perro y el Día del Perro Callejero es ser más conscientes de la situación que viven los perros de nuestro país y el mundo, la cual nos invita a ser más responsables con nuestras mascotas y más empáticos con aquellos que necesitan ayuda.

Y tú, ¿estas listo para cambiar vidas?

author avatar
Yesica Flores