Cómo elegir un albergue serio para adoptar una mascota

La cultura de adopción de mascotas toma cada vez más fuerza en México. Actualmente, en nuestro país existen diferentes programas que promueven el enlace de animalitos callejeros con familias amorosas. Sin embargo, no sólo es importante la adopción, también lo es hacerlo de manera responsable y por ello iniciativas corporativas se han vuelto tan relevantes.
Pedigree Adóptame®, por ejemplo, es una iniciativa que se creó en el 2008 con el objetivo de fomentar la adopción en México y hoy es la más grande del país, apoyando a diferentes asociaciones y albergues enfocados a rescatar animalitos en situación de calle o abandono- tan sólo en el 2019, promovió casi tres mil historias de adopción a lo largo de todo el país. Además, trabaja en la certificación de dichas asociaciones y brinda constantemente asesoría a los albergues.
Por supuesto, es esencial que las familias estén verdaderamente convencidas de darle a un animalito callejero una segunda oportunidad de vida y, comprometidas con ello; también se vuelve relevante que la elección del albergue al que nos acerquemos sea de uno con procesos que garanticen una adecuada atención a los animalitos y contemple un periodo de readaptación después de haber sido rescatados.
Existen muchas recomendaciones, pero pueden escuchar el podcast en Spotify de Ciudad para las Mascotas, iniciativa que este mes cumple 2 años de haberse lanzado, en el cual se da a conocer cómo podemos saber si un albergue es serio o no. La especialista Greta Kolarik, co-fundadora de Presencia Animal y una de las encargadas desde hace más de once años de esta asociación civil, que se dedica al rescate, protección y bienestar de animalitos callejeros, es la responsable de compartir algunos consejos para elegir adecuadamente un albergue.
Quizás lo más importante a tomar en cuenta es que un albergue es una entidad sin fines de lucro, por lo que uno serio nunca venderá a los animalitos -aunque sí podrá recibir donativos para continuar con su labor y cuidado de los rescatados. Tampoco fomentará la adopción de perros de raza o puros, ni implementará tarifas dependiendo de sus características, como el que sean cachorros.
Asimismo, en un albergue serio los animalitos candidatos gozan de seguridad -pueden estar separados entre los recién rescatados que están en cuarentena y observación, y los que ya están listos para buscar una familia; buena higiene; salud -por lo general están desparasitados, vacunados y esterilizados; y muy importante también… se ven felices!
Finalmente, la organización sigue un proceso estricto que por lo regular consta de una serie de pasos y requisitos a cubrir, desde el llenado de la solicitud de adopción; hasta la entrega del peludo a la familia como su nuevo integrante -que nunca será en una feria de adopción o en cualquier otro punto de encuentro que no sea el mismo albergue o su nuevo hogar; y seguimiento posterior a la misma para confirmar el éxito del enlace o resolver cualquier problema que surja durante la adaptación.
Es muy importante cumplir con el proceso que, en un principio podría parecer complejo, pero que al final, demostrará el verdadero deseo y compromiso de la familia por adoptar a una mascota e integrarla a su hogar, y estaremos previniendo que el animalito sea devuelto, traspasado o sufra un segundo abandono.
Si quieres conocer más tips en beneficio de tu mascota, consulta sus redes sociales Facebook e Instagram /CiudadParaLasMascotas y en Twitter @cd_mascotas o escucha a más especialistas y otros temas en los podcasts de Ciudad para las Mascotas en Spotify.

Leave A Reply

Your email address will not be published.