Cómo se conservan las croquetas de mi perro

Las croquetas, las compramos, las abrimos y las usamos para alimentar a nuestro perro, pero, sabias, que no conservar de forma apropiada el alimento lo enrancia y oxida muy rápidamente, y si, este tipo de alimento en poco menos de dos semanas se hace inservible para nutrir a una mascota, ¿lo sabias?

Creo que la mayoría de las personas respondió que no, después de todo, nadie nace sabiendo cómo se conservan las croquetas del perro, es más, creo que muchas personas ni siquiera tienen idea que se hacen rancias y su valor nutricional llega a cero cuando están expuestas al aire. Pero saber esto, es la diferencia entre perros desnutridos/enfermos o perros sanos/fuertes.

Por eso es muy importante que sepas que las croquetas del perro deben conservarse de una forma específica, y que hay que seguir ciertos protocolos para asegurarnos que sus propiedades nutricionales sigan intactas al paso de los días.

Pero, ¿Cómo se conservan las croquetas de mi perro?

La única manera para conservarlas es evitando que las croquetas queden expuestas al oxigeno del aire, lo que las oxida, así como otras cosas que las deterioran como la humedad, el polvo, bacterias y otros patógenos como hongos o moho.

Por ello, la mejor forma para cuidarlas es colocar el alimento en contenedores que puedan cerrar herméticamente. Actualmente hay muchas marcas de producto para perro que incorporan en la bolsa accesorios que permiten el cierre hermético, pero, en caso de que el alimento que compras venga en un bulto o bolsa que no pueda volverse a cerrar de forma hermética, hay que pasar el alimento a un contenedor que si lo permite para que conserve la frescura e inocuidad de dicho alimento.

Además, es muy importante evitar que el alimento este expuesto a la luz del sol o humedad.

Los mejores contenedores para estos propósitos son los de acero inoxidable, aunque tambien pueden servir contenedores de vidrio o plástico que permitan el cierre hermético, pero, debes considerar que el plástico no es tan bueno para la limpieza, ya que es un material poroso en el que pueden quedarse partículas o hasta bacterias, por ello siempre son mejores los otros dos, aunque hay que considerar que los contenedores de plástico no son buenos para almacenar grandes volúmenes, ya que es muy fácil romperlos.

Recuerda que estos contenedores deben cerrarse herméticamente y lavarlos después de que se vacíen. Para una limpieza más simple, puedes guardar en el contenedor, el alimento dentro de su bolsa, en lugar de verterlo, así evitas perder los aceites esenciales que recubren la croqueta.

Leave A Reply

Your email address will not be published.