Consejos para que tu perro te vea como el líder de manada

¿En tu casa dices que mandas tú, pero nunca es así?, bien, no puedo ayudarte a cambiar el rol de jerarquía entre humanos, pero hablando de la manada, eso sí, puedo darte consejos para que, hablando de tus perros, tú seas el líder.

Lo han dicho muchos etólogos y expertos caninos, uno de los más importantes es el experto en comportamiento canino César Millan, quien nos recuerda en sus libros, programas y consejos que para ser el líder de una manada hay que enseñarle al perro quien manda, pero, ¿cómo se hace eso?, ¿acaso hay que mandarle el mensaje por WhatsApp para que se entere?

Los perros si bien están domesticados, y muy acostumbrados a la interacción humana siguen siendo perros y esto no lo digo para denostar su calidad, sino para que entendamos que son animales y muchos de sus comportamientos no son lógicos o pensados sino naturales y una reacción del entorno en el que viven; esto que quiere decir, que un perro aprende y hace cosas no porque quiera ser malo, sino porque suceden y se adapta a esas cosas.

Así que, si te vas todo el día a trabajar y lo dejas solo mucho tiempo, el perro reaccionará como perro y jugará, morderá y rascará, pero no es nada contra ti, no es una venganza.
Muchas de las cosas que hace un perro, son parte de sus instintos y la mejor manera para hacer que aprenda y entienda que está bien, es mediante el refuerzo positivo.

Esa es la clave para ser el líder de manada, y es que un perro aprende y hace todo lo que se le enseña y se le indica, por amor a su dueño.

Sí, esta especie que evoluciono mucho a la par de los humanos, lo hizo en función de agradarnos y el amor, cuidados y atenciones que obtiene de nosotros.

Pero, para ser el líder de la manada no hay que darle al perro todo lo que quiere y consentirlo, hay que amarlo sí, pero con rutina, disciplina y entendiendo que es un animal y de esa forma tenemos que satisfacer sus necesidades alimenticias, de salud, espacio, entretenimiento y actividad física.

Cuando se van cumpliendo estas características, el perro no solo aprende su rol social en la familia, también aprende a interactuar y relacionarse de una manera positiva con el entorno.

Yo me apego a la corriente de entrenamiento en la que se visualiza al perro como un animal inteligente, un animal amoroso y cariñoso que recuerde rutina, disciplina para decir no cuando se deba, pero al mismo tiempo ser amoroso y darle todo lo que necesita para su bienestar físico y emocional.

Eso terminará convirtiéndote no solo en el líder de la manada, sino en el superhéroe de tu perro todos los días.

Leave A Reply

Your email address will not be published.