AdopciónGato

Cuidados básicos a tener en cuenta al adoptar un gato

Si bien los gatos son de carácter y naturaleza independiente y tienden a expresar su amor de manera diferente respecto a los perros, siguen siendo una excelente elección para tener como mascota y compañero de hogar, ya que son seres inteligentes y cariñosos que saben cómo y en qué medida deben manifestar su afecto hacia su amo.

Al adoptar a un gato como miembro de tu familia, es muy probable que durante los primeros días lo notes un poco desorientado, lo cual es completamente normal, pues para él todo es nuevo y necesitará adaptarse, sobre todo si viene de la calle o ha tenido algún trauma. Por lo que debes permanecer atento a cómo se comporta y ofrecerle los cuidados necesarios para que se sienta cómodo en su nuevo hogar.   

Para darle la bienvenida como corresponde, es importante que le proporciones un espacio donde instalarse, comida específica y por supuesto, muchas muestras de cariño, pero sin agobiarle demasiado para no estresarlo. En este artículo te compartiremos una serie de recomendaciones que puedes tomar en cuenta para el cuidado de tu mínimo y lo que debes preparar para recibir a tu nuevo compañero de aventuras.

Toma medidas de precaución

Los gatos son conocidos por ser animales exploradores y curiosos que quieren meter sus narices en todos los rincones que les llame la atención. Por ello es fundamental que tomes algunas medidas de precaución para evitar posibles accidentes, así que asegúrate de cerrar los accesos a zonas que puedan poner en peligro la integridad de tu mascota. Por ejemplo, si vives en un piso alto de un edificio, debes mantener el balcón cerrado o utilizar algún tipo de barrera que evite los saltos y caídas. De igual forma es recomendable que cierres las puertas a los sitios en los que consideres que el animal no debe estar.

Cuidado con los objetos tóxicos y de peligro

Siguiendo con la línea de precaución, también es importante que mantengas a tu gato alejado de todos aquellos objetos o productos que representen un riesgo de peligro para él. Esto incluye a plantas tóxicas como el laurel, amarilis o filodendros, además de insecticidas, pinturas, lociones y todo tipo de medicamentos.

Asimismo, debes evitar que tu mascota entre en contacto con fuentes de calor que puedan producirle quemaduras como la estufa o el horno. En cuanto a las piezas decorativas del hogar, procura alejar de su alcance los objetos frágiles como artículos de cerámica o vidrio, pues no solo pueden llegar a quebrarlos, sino que también podrían lastimarlo. 

Demás está decir que también debes evitar a toda costa la ingesta de estos productos o de cualquier otro elemento con el que tu michi pueda atragantarse.

Acondiciona un espacio para su descanso y necesidades fisiológicas

La calidad de sueño también es un aspecto importante para garantizar un cuidado óptimo a tu felino. Ante esto, debes escoger una zona de tu casa y acondicionarla para que el animal duerma y juegue allí.

En cuanto a sus necesidades fisiológicas, puedes colocar un arenero para que se sienta cómodo a la hora de hacer del uno o del dos.

Dale el respeto que se merece

Siempre debes tratar a tu mascota con cariño, tolerancia y respeto. En caso de que tengas niños en el hogar, asegúrate de enseñarles estos valores para que tengan una buena relación y convivencia con la mascota, pues, aunque pueden ser animales con mucha paciencia, no les gusta que los sobre estimulen, tiren de la cola, asusten o estrujen demasiado.

Las visitas al veterinario también son estrictamente necesarias

Para garantizar que la salud de tu felino esté en óptimas condiciones es obligatorio que asista a alguna clínica veterinaria para gatos, donde puedan chequear sus valores, aplicar las vacunas correspondientes y realizar otros procedimientos como desparasitación o esterilización.

Las visitas regulares al veterinario le ayudarán a tu michi a mantenerse sano y libre de enfermedades. Si te encuentras en Ensenada, Baja California, la veterinaria Only Paws podría ser una excelente opción para tu mascota, ya que cuentan con una serie de servicios bastante completos que incluyen desde consultas rutinarias, vacunas de alta calidad para asegurar la protección del paciente y desparasitación hasta procedimientos más complejos como cirugías, e incluso ofrecen servicios de estética felina y limpieza dental. Todo esto a cargo de un equipo de profesionales expertos que tratan a sus pacientes con el amor y respeto que merecen.

Garantiza la protección de tus otras mascotas

No solo debes velar por la comodidad y seguridad del nuevo integrante de la familia, sino también que se adapte y conviva en armonía con el resto. Si tienes otras mascotas a tu cargo, es importante que prestes atención al comportamiento de estas al interactuar con el gato, ya que podrían sentirse amenazados o con celos.

De igual forma, debes tener presente que los gatos son depredadores por naturaleza y si, por ejemplo, tienes pequeños roedores o pájaros en tu casa es probable que los considere como una presa e intente cazarlos. Por lo que tendrás que salvaguardar el hábitat de los pequeños animales, manteniéndolos distanciados del felino y enseñarle al minino que son miembros de la familia y no comida.

Dale una alimentación sana y balanceada

Una buena alimentación es fundamental para que cualquier animal crezca y se desarrolle correctamente. Esto quiere decir que tienes que darle a tu mascota comida de alta calidad que pueda aportarle todos los nutrientes necesarios para su crecimiento, lo cual incluye un balance entre proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales.

Asegúrate de tener 3 recipientes a la hora de alimentar a tu michi, uno para colocar la comida seca, otro para la húmeda y el tercero para almacenar el agua, este último tendrás que cambiarlo con regularidad para que el agua se mantenga limpia y fresca. También deberás lavar el comedero tras cada utilización para evitar la acumulación de suciedad y posibles bacterias que den pie a enfermedades.

Ahora bien, si tu gatito es cachorro tendrás que optar por un alimento especial, cuya croqueta se adapte al tamaño de su boca y dientes y que contenga los valores nutricionales adecuados que contribuyan a su correcto desarrollo. Aunque para darle una alimentación más especializada, lo ideal es consultar con el veterinario.

author avatar
Yesica Flores