Perros

La conexión emocional que se hace con un perro

Se critica y mucho a las personas que consideran a sus perros parte integral de su familia, es más, hay personas que consideran una falta de respecto comparar la relación de un padre con un hijo, con la de un dog lover con su perro, pero, científicamente esta comprobado y el amor que siente una persona es muy fuerte; este es el resultado de la gran conexión emocional y el gran vinculo de amor que se forja entre una persona y un perro.

Este vínculo podría decir yo es casi sagrado, y llámale amor o química corporal, pero esa conexión que se forja con un animal es espiritual, es profunda y es única.

Realmente a mí me cuesta mucho trabajo definir que es, o como es el amor que siento por mis perros; hace mucho tiempo escuche que las personas buscan el amor leal, interminable y fiel, pero las personas solo sienten cariño voluble y caprichoso, pero el amor perfecto si existe y es el amor que siente un perro por su dueño el cual es ilimitado y siempre está ahí para reconfortarte.

Tú vida personal, profesional o amorosa puede ser un caos espantoso, pero si tienes un perro encontrarás un verdadero y profundo amor al mismo tiempo que desarrollas una conexión emocional que nunca sentirás, claro, hasta que tengas un perro.

Yo por eso tengo muchos perros, para sentir el amor a flor de piel.

Pero, ¿cómo se logra este vínculo?

Bueno, como todas las relaciones de la vida para desarrollar esa fuerte conexión emocional hay que darnos el tiempo de generar esos lazos afectivos, de pasar tiempo con nuestro perro, de disfrutarlo, de jugar con él, de verlo crecer, de entrenarlo y por supuesto disciplinarlo.

En esencia, al pasar tiempo y dedicándole atención a nuestras mascotas, y en verdad convertirlos en nuestros animales de compañía es cuando se desarrolla esa conexión tan fuerte y especial de la cual te estoy hablando.

Es más, hay personas que podrían jurar que sus perros les leen la mente y viceversa, esto sucede porque han pasado tanto tiempo juntos y conociéndose entendiendo sus humores, su personalidad, sus gestos, que se logra esa empatía emocional.

Mucha de esta conexión sucede únicamente con el tiempo que dedicamos a nuestras mascotas para jugar, compartir, caminar, reflexionar, ver la tele, estar felices o estar tristes; básicamente lo único que necesitas para desarrollar esa profunda conexión es dedicarle tiempo y atención a tu perro, hazlo y nunca te arrepentirás.

author avatar
Yesica Flores