Perros

Los perros leales de la historia

Los perros leales de la historia, desde Hachiko hasta Fido en Italia, todos estos perros comparten algo en común y es una enorme lealtad y amor hacia su dueño.

Creo que, de estos perros leales, el más conocido es Hachiko, que con la emotiva película que se hizo para homenajearlo, todos en el mundo conocimos su historia y lloramos viendo a este perro esperar y esperar hasta que la muerte le llego, realmente es tan emotiva su historia, que yo, de solo recordar me lleno de lágrimas por ese gran amor incondicional, ese que solo tu perro puede darte, ese amor que solo los que tenemos un canino conocemos.

Pero sabías que como la historia de Hachiko hay otras, con otros perros leales que hicieron nobles proezas que desafiaban a su espíritu, y hoy te las traemos para que las conozcas, y aquí hacemos una advertencia, léase este artículo con pañuelos desechables, porque las lágrimas se apoderarán de tus ojos.

Los perros leales de la historia

Bobby de Edimburgo

La historia de Bobby también es conmovedora y se remonta a principios de 1858, cuando su amado dueño murió, desde ese día Bobby estuvo a su lado hasta que murió, ahora hay una estatua en su honor.

Fido de Italia

A finales de los treinta, un joven italiano de nombre Luigi, encontró y crio a un mestizo llamado Fido; estos dos eran inseparables y cada mañana Fido acompañaba a Luigi a la estación de ferrocarril, y cuando este volvia por la tarde, Fido ya estaba esperándolo con mucha alegría.

Todo cambio cuando Luigi fue reclutado para combatir en la guerra, mientras que Fido volvía todas las tardes a esperar a Luigi, sin que este apareciera nunca más.

Pero Fido seguía regresando sin importar que con los años y con sus enfermedades fuera cada vez más difícil hasta que una fría tarde de invierno Fido murió.

Mientras todos le lloraban a Fido se hizo una estatua conmemorativa junto a la estación que tiene el siguiente epitafio: “Un ejemplo para todos los humanos de lo que es la máxima expresión del AMOR Y FIDELIDAD”

Clara de Israel

Esta historia es más reciente y es del 2007 y sucedió en Safed al norte de Israel, y esta noble perra se negó a abandonar la tumba de su fallecido dueño, por lo que los empleados del cementerio la adoptaron.

Gaucho de Uruguay

El amor de Gaucho por su dueño venció cualquier obstáculo e hizo a este perro viajar 50 kilómetros para poder llegar a la clínica donde su amo estaba internado.

Hoy en día está su estatua con una bella inscripción sobre la lealtad.

Canelo de España

Otro noble perro que demuestra lo que es la lealtad y Canelo a finales de los ochentas cuando su dueño murió, él esperó durante 12 años junto a la puerta del hospital, fiel y leal, el perro estuvo cada día de su vida esperando hasta en el 2002 murió atropellado en los alrededores del hospital.

Estos perros leales cumplieron su promesa de amor hasta que la muerte los separo.

author avatar
Yesica Flores