Perros

No ignores a tu perro dejándolo solo en el jardín o patio

Algunas personas tienen la falsa creencia de que un perro es feliz en un gran patio o jardín, y bajo esa creencia, es que se hacen de perros para que estén en estas grandes áreas, divertidos, ejercitando, y este desconocimiento sobre los caninos, hace que esas personas crean que dejar a un perro en un gran espacio, es lo que ellos necesitan para vivir.

Eso es un grave error, y hay que acabar con este mito, y no porque se tenga un gran espacio abierto para el perro, significa que sea lo óptimo o adecuado dejarlo solo, pensando que, con ese gran espacio, el perro cubrirá sus necesidades.

Este error sobre el espacio, hace que muchas personas decidan no tener perros, porque necesitan grandes espacios para correr y ser libres, y, por otro lado, hay personas con esos espacios, que ignoran a sus perros, pero hay que comenzar por entender que los perros son entes sociales y que necesitan compañía humana para ser asertivos, felices y socializarse de forma correcta.

De hecho, los perros que pasan mucho tiempo solos en espacios de estas características terminan volviéndose agresivos y territoriales; porque un perro necesita cuidados, atención y compañía humana y nunca nada de esto, puede ser sustituido por un espacio muy amplio para correr.

No es escusa, no se puede ignorar a un perro dejándolo solo en un jardín o patio.

Muchas personas por falta de tiempo y atención, optan de manera fácil, por dejar a sus perros salir al jardín, pero en serio, el que una persona tenga mucho espacio, no le permite o excusa para ignorar a su perro y dejarlo solo, y esa persona debería salir con su perro, al patio para estar con él y jugar.

Esto nos dice, que, si vives en un pequeño departamento, puedes tener un perro, siempre y cuando lo atiendas y entiendas que debe salir a pasear y jugar contigo a este tipo de espacios, pero contigo.

Tener un perro requiere dedicación y compromiso, y ser un dueño responsable significa acompañar y atender sus necesidades, y no dejarlo libre a que corra solo por su cuenta en el patio.

De hecho, cuando se hace eso, los perros se salen de control, ladran, muerdan o destruyan.

Ser un dueño responsable significa estar al pendiente de sus necesidades y brindarle compañía, atención y cuidados.

Un perro solo, sin importar el espacio se siente, triste, nervioso, frustrado y ansioso y comienza con comportamientos destructivos que seguramente molestarán a su dueño.

author avatar
Edgardo Flores