Columnas

¿Tu mascota requiere atención médica urgente? Cómo saberlo y tips para evitar que suceda

¿Sabías que el 33% de los tutores en México nunca ha llevado a su mascota al veterinario? No llevarlas es uno de los errores más comunes y peligrosos que puedes cometer, porque la mayoría de ellas no presentan signos de enfermedad de la misma manera que nosotros y, cuando notamos que hay algo extraño, puede que sea demasiado tarde para tratarla.

Reconocer cuando tu mascota necesita atención urgente es vital para su bienestar y saber cuándo llevarla al veterinario puede marcar la diferencia en su salud y calidad de vida. Esto es lo que necesitas saber cuando se trata de su salud.

¿A qué debo prestar atención?

Algunos signos son más notorios para saber que algo anda mal. Uno de los indicadores más evidentes de que tu perro o gato requiere atención médica urgente es un cambio repentino de comportamiento. Si normalmente es enérgico y juguetón, pero de pronto se vuelve letárgico, se rehúsa a interactuar o muestra signos de nerviosismo, es importante consultar rápidamente al veterinario.

Emilia Tobías, Gerente Técnico de Boehringer Ingelheim Salud Animal, explica que, para reconocer una urgencia médica, los tutores deben entender y conocer a su mascota. “Ellas no pueden decirnos con palabras lo que les molesta o duele, es esencial que les observemos para identificar cambios de comportamiento”. Ante la presencia de signos de gravedad, que comúnmente podrían ser diarrea, vómito, inapetencia, cambios en su manera de caminar o de incorporarse, respiración abdominal o respiración con dificultad, la acción se vuelve indispensable. Si tu mascota presenta uno o varios de ellos, no dudes en buscar ayuda profesional inmediata.

Además, cualquier herida o lesión física visible debe ser examinada de inmediato por un veterinario. Los cortes profundos, quemaduras, fracturas o cualquier lesión que provoque hemorragias o dolor intenso, deben atenderse tan pronto se noten. Retrasar el tratamiento puede provocar complicaciones y sufrimiento.

Evita las urgencias, opta por la medicina preventiva

La tenencia responsable de un animal de compañía, además de cariño y un hogar implica revisiones periódicas, vacunación y tratamientos preventivos para mantenerlo sano y protegido. Tal como los humanos, las mascotas necesitan contar con un esquema completo de vacunación incluyendo la protección ante enfermedades como la rabia, hepatitis, parvovirus, moquillo, leucemia felina y más.

“El médico veterinario es el profesional que conoce los aspectos técnicos de las vacunas, cuáles son los programas de vacunación disponibles y va a determinar si el paciente es apto para recibir cierta vacuna. Es por ello que es en las clínicas y hospitales veterinarios donde las mascotas deben de ser inmunizadas”, señaló el Dr. Ernesto Ávila, miembro y socio fundador de la Asociación Mexicana de Hospitales Veterinarios.

“Es muy importante contar con vacunas en donde los anticuerpos maternos no interfieran en el desarrollo de los anticuerpos vacunales. Boehringer Ingelheim ha logrado esto con la tecnología recombinante, lo que nos permite inmunizar a los cachorros a pesar de haber recibido una muy buena cantidad de anticuerpos maternos en el calostro”, concluyó.

Mantener una dieta nutritiva, fomentar el ejercicio y atender sus necesidades de aseo son aspectos esenciales sobre los cuales un profesional te guiará. Es importante que, durante las distintas etapas de crecimiento de tu mascota, acudas con el veterinario para prevenir enfermedades o detectarlas y tratarlas a tiempo para evitar complicaciones. En términos de chequeos médicos, para perros cachorros se recomienda visitar al veterinario cada tres a cuatro semanas, mientras que para adultos de siete a nueve años, se recomienda acudir dos veces al año, sin olvidar que durante toda su vida será necesaria la visita anual para actualizar su cuadro de vacunación.[2]  

Acudir con frecuencia no solo evitará que tu mascota enferme, también permitirá llevar un control adecuado de su peso, historial médico y necesidades específicas. Muchas clínicas veterinarias cuentan con servicios más especializados como: radiografías, estudios clínicos preventivos, ecografías y otro tipo de exámenes necesarios según indique el médico.

¿Debo llevarlo con un especialista?

Dependiendo en la etapa en la que esté, tu mascota puede tener padecimientos asociados a la edad o hasta a su raza, tales como enfermedades metabólicas, articulares, tumores y más; y en edad avanzada, nuestros peluditos pueden llegar a sufrir ceguera, pérdida de la audición, problemas de columna, dentales, entre otros. Para ello, las clínicas y hospitales cuentan con médicos especialistas preparados para atender a tu mejor amigo. Como sucede con los humanos, existen veterinarios especializados en odontología, dermatología, oftalmología, oncología, cardiología, cirugía, nutrición, entre otras, para brindarle la atención necesaria a nuestras mascotas.

La tenencia responsable es esencial al momento de decidir querer tener una mascota. Si damos prioridad a su bienestar, buscamos atención médica regular y les proporcionamos los cuidados que necesitan, podemos asegurarnos de que nuestras mascotas vivan una vida feliz a nuestro lado.

[1] Gaceta del Senado. (2018) Gaceta del Senado. Disponible en: https://www.senado.gob.mx/65/gaceta_del_senado/documento/86584.
[2] Johnstone, G. (2022). How often should I take my dog to the vet? A puppy to senior dog vet timeline. American Kennel Club. Disponible en: https://www.akc.org/expert-advice/health/how-often-should-i-take-my-dog-to-the-vet/

author avatar
Yesica Flores