Cinco ideas para jugar con gatos y celebrar su día

  • El juego es una forma sencilla y divertida de darle más sabor a su vida, proporcionarle estimulación y fortalecer el vínculo humano-animal
  • Purina propone, de la mano de sus expertos, una serie de actividades simples para hacer juntos 

Cada 17 de febrero vemos como las redes sociales y las noticias se llenan de imágenes de gatos en las más variadas situaciones, y esto tiene una sola explicación: estamos celebrando su Día Mundial. Si vives con gatos o te gusta interactuar con ellos, conoces de primera mano lo especiales que son los felinos, y por ello Purina ha elaborado, junto con sus expertos veterinarios, una serie de actividades fáciles y sencillas para celebrar juntos su día y fortalezcáis ese vínculo tan especial.

En primer lugar, hay que mencionar que, a pesar de que erróneamente se considera que los gatos son animales poco cariñosos, no es cierto. Los gatos, a diferencia de los perros, se caracterizan por ser de carácter independiente pero también por su autenticidad y tener una personalidad única, pero esto no los hace menos amigables. Los que convivimos con gatos disfrutamos de un lazo muy estrecho y genuino. Tal es así que jugar con ellos es indispensable para estimular su inteligencia y para reforzar el vínculo que ambos tenéis, además de estar aportándole un buen estímulo físico y mental.  Forjar una relación amena con tu gato fomenta una convivencia amistosa en casa. En el caso de los gatos de interior, es especialmente importante que utilicen la misma energía que gastarían si, por ejemplo, estuvieran patrullando por su territorio y cazando una presa.

Por otro lado, debes tener en cuenta que los juegos deben hacerse de la forma más cuidadosa posible, ya que hay objetos que pueden lastimar a tu mascota. Además, la edad es muy importante. Por ejemplo, si tu gatito es pequeño, cualquier estímulo captará su interés, mientras que, si es mayor, deberemos buscar nuevas formas de entretenerlo para mantener su atención. Busca un punto intermedio en donde su independencia no se vea opacada por jugar contigo.

Organiza al menos dos buenas sesiones de juego al día. Para los gatos jóvenes de interior, debería estimularse su comportamiento predador hasta 30 veces al día para que sacien su instinto cazador. Esta frecuencia puede ser menor si conviven varios gatos y les gusta perseguirse y jugar juntos o si tu gato empieza a tener una edad más avanzada y es menos activo.

  1. Juega con la comida: Los comederos tipo rompecabezas y las bolas dispensadoras de comida son juguetes interactivos que incorporan el alimento del gato en un compartimento interior. Al rodar o saltar sobre el juguete, el gato hará que salga la comida. El uso de un comedero tipo rompecabezas estimula su deseo de caza y le hará esforzarse para conseguir el alimento. Puedes elegir colocar en el juguete su pienso o algún snack que le guste a tu gato, pero ten en cuenta la cantidad de comida que introduces a la hora de calcular la ingesta diaria de tu gato.
  2. Persigue a la presa: Usa un juguete para gatos simulando el movimiento de la presa. Arrastra un juguete por el suelo con una cuerda, detente a cada rato como lo haría un animal, así animas al gato a acechar y a saltar como lo haría en la naturaleza. Esto aumentará su velocidad y agilidad y estimulará sus instintos de caza. Recomendamos que mantengas el juguete escondido hasta la hora de jugar para que el gato se interese por ella novedad.
  3. Corre y busca: Aunque parezca mentira, a muchos gatos les gusta jugar a perseguir o, al menos, a perseguir y atrapar una pelota que les lanzas. Los juguetes con pelota simulan los movimientos rápidos e inesperados de la presa. Coloca una campanilla dentro para llamar la atención del gato y tira o haz rodar la pelota para que pueda verla y perseguirla. Algunos gatos responden particularmente bien cuando se rueda o se lanza la pelota a otra habitación o hacia una esquina.
  4. A la rica hierba gatera: Rellenar de hierba gatera, una hierba natural, un juguete o una pelota (o comprar una que ya la lleve dentro) estimula el interés de tu gato en un juguete. Sin embargo, ten en cuenta que no a todos los gatos les gusta la hierba gatera.
  5. Sorpréndelo: Los gatos son naturalmente atléticos y ágiles, si juegas seguido con él sus impulsos naturales de caza y actividad estarán satisfechos. Diviértete y mantén a tu gato siempre alerta con juegos. Recuerda que el juego no debe ser una obligación, debes respetar la independencia de tu gato y, sobre todo, ¡Divertiros juntos!

Leave A Reply

Your email address will not be published.