Columnas

Cuando alguien critica a mi perro

Si hay algo en esta vida que me predispone muy rápidamente a la violencia y la agresión (con sus límites, claro) es cuando a una persona (quien sea) se le ocurre criticar a mi perritu.

Como te atreves

Yo puedo permitir muchas cosas en esta vida, y con bastante tolerancia. Ya sabes, que me toque un cajero inútil, quedarme atrapada en el tráfico, sentarme junto a un niño en el cine o en el avión, chutarme los regaños de una tía, es más, me aguanto a las señoras locas que van por la vida gritando; todo eso lo aguanto con aplomo, con serenidad y tranquilidad, pero hay de aquella persona que se le ocurra hablar de mi perro.

En ese momento entró en furia y a la defensa de mi pequeño hijo.

Y no importa que hayan dicho de mi perro, algo cierto o inventado, siempre defenderé a mi amado peludo.

Ahora, tampoco entiendo la lógica de hablar mal de un perro con un dog lover, y más hablar mal del perro de dicho dog lover. No sé, es como muy absurdo.

Es como si vieras a un bebé y le dijeras a su mamá “pero que horrible tu hijo”. Obvio, súper obvio que se va enojar.

Y ya sea que tengas razón o no, no es polite hablar mal de un perrito y decir tonterías como:

  • Qué mal se porta tu perro, no debiste traerlo.
  • ¿Por qué traes a tu perro?
  • Que feo está tu perro
  • Como puedes tratar así a ese animal, es solo un perro.

Y obvio, un dog lover entra en furia e inmediatamente exige que se retire esa terrible ofensa.

Seguramente a ti también te ha pasado y cuando alguien habla mal de tu perro, (con razón o sin ella) entras en furia para defender el honor de tu canino. Pues quien se cree, para referirse así de tan noble animal.

Aunque debo decir, que mis perros, si son bien malcriados, en un nivel épico, pero eso no le da derecho a nadie, para hablar mal de ellos. A nadie.

author avatar
Yesica Flores