Perros

Porque mi perro odia a un perro

Has notado que tu perro tiene un archienemigo canino en la cuadra, el cual, cada que ve en el parque o cuando sale a caminar, al verlo se enoja muchísimo, le busca la pelea, le ladra o inclusive le da mucho miedo estar con él, ¿te ha pasado algo así a ti y a tu mascota?

Debes saber que esto es bastante normal, y sí, si es posible que tu perro se haga archienemigo de un perro en específico, y, de hecho, esas emociones y sentimientos caninos si pueden hacer que tu perro y el otro, no solo sean enemigos, también puede ser factible que se odien y eso propicie conflictos o agresiones graves.

Pero, ¿por qué pasa?

El que un perro llegue a desarrollar mucha antipatía o enemistad con otro perro en particular, suele suceder por varios motivos, incluida la experiencia, y si tu perro fue agredido por el otro, lo mordió, le ladró o se encontraron en un momento de tensión; eso puede hacer que tu mascota desarrolle una fuerte enemistad con el otro perro, y cada que se vean se detonen comportamientos agresivos o de miedo.

También hay que considerar que, conforme el perro crece y conforme pasan los años, las habilidades sociales caninas disminuyen y esto hace que el perro sea menos sociable, lo que evitará que el perro quiera acercarse de forma amistosa a otros animales o mascotas, y si llegara a encontrarse a otro perro que se encuentre en un estado emocional alterado, puede ser que tu perro sea menos tolerante y considere su estado alterado y su lenguaje corporal como una amenaza y reaccione ante esa energía.

Y si, de forma recurrente tu perro, se encuentre con ese perro alterado, el hecho de que solo se vean o se encuentren, puede hacer que ambos reaccionen, solo por costumbre, de manera violenta.

Por eso es muy importante detectar esos comportamientos, y saber cuándo a tu perro no le cae bien otro, para de esa manera siempre estar alerta para evitar peligros, pero, sobre todo, para buscar formas en las que tu perro deje de reaccionar de forma violenta frente al otro, utilizando ayuda de un etólogo canino o utilizando técnicas de adiestramiento positivo.

Si tu perro odia a otro perro, no lo regañes, no lo fuerces a hacerse su amigo, lo mejor es que le des espacio y evites las interacciones negativas con el otro perro, pero, lo más importante, es que, si tu perro reacciona de forma muy violenta hacia otro perro o mascota, siempre debes tener el control y buscar ayuda etológica para evitar que se agredan.

author avatar
Yesica Flores