Perros

Sarna, ¿qué es y cómo atenderla?

La sarna es una enfermedad causada por un parásito pequeño llamado Sarcoptes scabiei, el cual no es visible al ojo humano y que ocasiona una comezón muy intensa y molesta en el perro. No es una enfermedad exclusiva de los perritos en situación de calle, sino que puede afectar a cualquier canino, sin importar su edad, raza, tipo de pelaje o cuidados.

La sarna sarcóptica o también llamada escabiosis canina es la forma de esta enfermedad más común en los perros y se transmite por el contacto de un perrito infectado a otro. También puede transmitirse mediante objetos contaminados como lo son su camita, cobija, juguetes, collares, etc. ya que los ácaros pueden sobrevivir hasta 3 semanas en el medio ambiente. Esta enfermedad también puede transmitirse al ser humano.

Los signos principales de la sarna son: ardor y picazón intensa en la piel, rascado continuo, inflamación y enrojecimiento de la piel, caída del pelo en parches o por zonas, formación de costras y engrosamiento de la piel

Existe otro tipo de sarna que no es contagiosa, es la sarna demodécica (Demodex canis), que solo se manifiesta en perritos con inmunosupresión o genéticamente predispuestos.

Es muy importante acudir al veterinario para tener un diagnóstico correcto; generalmente se realiza un raspado de piel en las diferentes zonas del cuerpo donde se presentan lesiones con la finalidad de identificar bajo el microscopio la presencia de los ácaros, o bien sus huevos, larvas o heces. No siempre es fácil identificarlos.

Afortunadamente la sarna es una condición completamente curable. Su tratamiento debe centrarse tanto en la terapia en el animal como en la desinfección del entorno. El tratamiento consiste en medicamentos locales, orales e inyectables.

Algunos de los tratamientos más utilizados son: champús o jabones acaricidas, baños con medicamentos especiales, sprays y medicamentos orales. Se recomienda rasurar al perrito para mejorar la absorción y eficacia de los medicamentos tópicos. Si existe infección bacteriana secundaria debe tratarse con antibióticos ya sea vía oral o local.  El tratamiento de la sarna suele durar alrededor de un mes. Se debe realizar la desinfección de las áreas donde convive tu mascota, así como su ropa de cama y accesorios para evitar una reinfección.

Es muy importante mantener una buena higiene en tu mascota con baños regulares y visitas al veterinario.  También es muy importante que tu mejor amigo como a diariamente alimentos de calidad premium que contribuirán a mantenerlo nutrido y sano.

author avatar
Yesica Flores