¿Nutro o alimento a mi mascota?

Uno de los principios fundamentales para asegurarle una mayor longevidad y mejor calidad de vida a nuestras mascotas, es una adecuada nutrición. El Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal, A.C. (CONAFAB), afirma que en México el 45% de los propietarios de perros y gatos compran alimento comercial para nutrirlos, el 36% les suministra la misma comida que consume y el 14% hace una combinación de ambas opciones.

En ese sentido, hay una gran diferencia entre alimentar y nutrir, lo cual puede generar problemas en la salud de nuestras mascotas. La primera, hace referencia a la elección, preparación e ingestión de los alimentos, mientras que la nutrición es la disciplina que estudia el consumo de los insumos, su proceso tanto químico como físico en el tubo digestivo, la absorción de los nutrimentos y la utilización de esas sustancias para el mantenimiento de las funciones básicas del organismo.

Durante el webinar “¿Cómo alimentar adecuadamente a nuestros perros y gatos?”, organizado por Grupo Amascota de CONAFAB, el especialista Carlos Gutierrez subrayó algunos puntos básicos que deben conocer los propietarios de mascotas en torno a la nutrición de sus animales de compañía:

· El problema de alimentar a perros y gatos únicamente con carne roja es que ésta es muy baja en calcio y contiene exceso de fosforo, lo cual puede generarles fracturas y malformaciones en huesos, al no calcificarse de manera adecuada. Además es carente de vitamina A, nutrimento sumamente importante para el desarrollo del aparato reproductivo.

· No es ideal que los perros y gatos lleven una dieta vegetariana, pues requieren de ciertos elementos nutricionales como la taurina, que en cantidades adecuadas provienen principalmente de los tejidos de origen animal como el huevo, mariscos, pescado, pollo, res y pavo. Una dieta basada en alimentos de origen vegetal no podrá satisfacer sus necesidades de taurina y derivará en padecimientos como problemas en la retina de sus ojos, agrandamiento del corazón y problemas reproductivos.

· La deficiencia de cierto nutriente es perjudicial para la salud de tu mascota como también lo es proveérselos en exceso. Por ejemplo, exceder la cantidad de vitamina A que requiere tu compañero puede generar descalcificación en sus vertebras e imposibilitar el movimiento.

· Los gatos no tienen papilas gustativas para saborear los alimentos dulces; por lo tanto, los carbohidratos no son de su preferencia, de hecho, en exceso son perjudiciales. Aunque si deben de existir en su dieta, tienen que estar en cantidades

limitadas pues un exceso de estos podría derivar en complicaciones en el páncreas y enfermedades como la diabetes. La principal fuente de energía de perros y gatos es la proteína.

· El consumo de fructuosa en exceso para un gato, puede ocasionarle insuficiencia renal, pues su organismo no está preparado para aprovecharla.

Cómo pudiste notar, la alimentación con una sola fuente no es lo ideal para nuestra mascota y no todo lo que consumimos los humanos es beneficioso para los animalitos. Aunque su nutrición debe de estar basada en proteínas de origen animal, proteínas vegetales, minerales y vitamínicos, estos deben de estar correctamente balanceados de acuerdo a la especie, a su talla y etapa de vida, para garantizar que cubriremos todas sus necesidades nutricionales.

En ese sentido, ¿cuál es la mejor opción para nutrirlo? El camino más ideal, fácil y práctico son los alimentos comerciales confiables y que cuentan con asesoría nutricional en su formulación, pues te dan la oportunidad de tener todos los nutrimentos en conjunto y conforman un alimento 100% completo y balanceado.

Evalúa con el asesoramiento de tu médico veterinario de confianza, si estás alimento o nutriendo a tu mascota, su guía y recomendación será fundamental para asegurar que tu mejor amigo disfrute de una vida plena, sana, feliz y viva más tiempo contigo.

#NutriendoTuConocimiento

Leave A Reply

Your email address will not be published.